Tuxtla Chico, es un municipio fronterizo con Guatemala,  conocido por su cultura izapeña, por sus múltiples  mosaicos tradicionales. Es llamado por muchos como la  Tierra de Dios o la Tierra de los Machetes. 

Hablar de Tuxtla Chico, es hablar del cacao como la bebida  ofrecida a los dioses, es hablar del pan casero, es citar a  Izapa y su historia. Es fiesta, es colorido, es fe, es  religiosidad, es devoción. 

El misticismo al mes de febrero, mes de su “Virgen de  Candelaria”, es el mes donde se conjuga el sol y las nubes.  Donde los corazones de sus lugareños, se alistan para  celebrar su fiesta patronal. 

Esta fiesta a su Señora de la Candelaria o Fiesta de la  Candelaria es una celebración popular realizada por los  feligreses cristianos, se vuelca la fe católica, es su  tradicional fiesta popular.